10 tácticas infalibles para resultar atractivo a una mujer

Mejores páginas para ligar ESPAÑA
MEXICO
OTROS PAÍSES

Sé afable, sé simpático, pórtate bien y mantén buena apariencia. ¿Simple, verdad? Realmente, no es complicado imaginar qué puede interesar a una mujer en un hombre, si bien cada una de ellas sea un planeta diferente. O bien, más que un planeta, un cosmos. Ya se sabe, una personalidad amena, amable, entretenida o bien cariñosa es esencial –especialmente en el largo plazo–, mas no lo es todo. Lo que muy frecuentemente no recordamos es de qué forma nuestra percepción, nuestra genética y nuestros instintos más primarios interfieren en el paseo de nuestras relaciones, habitualmente, para facilitarlas de una forma que previamente no podríamos haber previsto, en otros casos para entorpecerlas sin saber por qué razón.

A las mujeres les puede agradar cualquier cosa (ahí está el ejemplo de C. Bruni y Nicolas Sarkozy para corroborarlo), mas la ciencia, en su irrefrenable tarea social, ha querido orientar al género masculino sobre qué debería hacer o bien de qué forma debería portarse para captar las hembras a sus redes amatorias.

Muéstrate frágil

Los estudios de sobra colérica actualidad han puesto de manifiesto que, tal vez, lo que ciertas mujeres desean no es un hombre que las guíe y resguarde, sino más bien todo lo contrario: una pareja a la que puedan manipular con facilidad. Es lo que señalaba el reciente estudio efectuado por la Universidad de Tennessee-Knoxville, en el que se señalaba que la biología cada vez tenía menos peso en las resoluciones adoptadas por las mujeres y, por tanto, comenzaban a preferir otro género de hombres, menos fuertes físicamente. ¿La razón? “Que los hombres que eran inútiles de competir físicamente con sus iguales se centraron en proveer comestibles a sus cónyuges con la intención de adquirir su afecto”.

Pórtate mal

Si bien parezca contradictorio con el punto precedente, prosiguen existiendo estudios que refrendan la idea popularmente compartida de que las mujeres prefieren a los “cabrones”. Es el caso de una investigación presentada este año en la Universidad de San A., en la que la autora, Kristina A lo largo de, señalaba que no solo las mujeres prefieren a los hombres guapos y un tanto ruines para una relación en un corto plazo, sino más bien asimismo para sostener con ellos una larga relación. Específicamente, la maestra (¡de marketing!) descubrió que las mujeres que pasaban su semana fértil hallaban a los hombres sensuales, guapos y rebeldes como los más atractivos, señal de que eran los aspirantes ideales para ser buenos progenitores. Lo esencial, al fin y al postre, es no pasar inadvertido.

Los atributos más viriles eran preferidos en los países menos desarrollados tecnológicamente–No te agobies. Cálmate y prosigue adelante: vas a ser más atrayente. Las razones por las cuales las mujeres prefieren a los hombres relajados no atiende solamente a lo sensible (¿quién desearía pasar un buen tiempo a la vera de una persona que solamente transmite son prisas y también inseguridad?), sino más bien asimismo a lo físico. La hormona del agobio, el cortisol, es la autora de que los hombres parezcan menos atractivos a las mujeres, puesto que conforme el estudio previamente convocado y efectuado en la Universidad de Abertay Dundee, las mujeres preferían a aquellos hombres con un menor nivel de cortisol, lo que estaría relacionado con una mejor configuración genética. Algo que se acentuaba a lo largo de la fase fértil del periodo menstrual. Enseñar un menor agobio, además de esto, implica que somos más capaces de encarar las situaciones complicadas.

Evoluciona

¿Es cierto aquello que se afirma de que las mujeres prefieren a los hombres corpulentos, valientes y aguerridos, en suma, el perfil del cazador prehistórico, presto a traer la cena a casa cada noche? Parece que realmente no es de esta manera, sino lo que persiguen las mujeres (desde determinado punto de vista evolutivo) es un hombre que sea capaz de administrar los recursos materiales precisos, mas que no necesariamente implican ya al irreverente macho alfa. Realmente, se persigue una pareja que sea capaz de amoldarse a la sociedad en la que vive: en la nuestra, la fortaleza física ya no sería tan esencial como las habilidades sociales, la inteligencia adaptativa o bien las competencias profesionales. Es lo que aseveraba una investigación efectuado por el doctor galés Robert Brooks, que señalaba que los atributos más viriles eran preferidos en los países menos desarrollados tecnológicamente.

CDate, y a ligar Ir a CDate España (PC) (Móvil)
Ir a CDate México (PC) (Móvil)
Ir a CDate Chile

Aféitate

En el momento en que un joven accede a un puesto de responsabilidad sobre lo que su edad real haría aguardar, es bastante usual que se deje medrar una tupida barba. La razón, que el vello facial hace que los hombres parezcan mayores, más respetables, más violentos y también señala que su estatus social es mayor. ¿La contraparte negativa? Que los hombres con barba son menos atractivos para las mujeres (salvo que lo que busque sea un madurito interesante, claro está). Es la conclusión a la que llegó una investigación efectuada por Barnaby J. Dickson y Paul L. Vasey, que señalaba que la barba avejenta, a cambio de formarse en signo de distinción social. La razón seguramente sea evolutiva, en tanto que como apuntan los antropólogos que efectuaron el estudio, la aparición (o bien conservación) de la barba en el humano podría haberse debido a una forma de selección natural intragrupal.
Cálmate y cuenta hasta 3, vas a ser más atractivo–Asegúrate de tener buena cara: No confundir con una cara bonita que, todo sea dicho, asimismo ayuda. Una investigación efectuado por científicos de la Universidad de Abertay Dundee en Escocia llegó a la conclusión de que a las mujeres, lo que de veras les pone, es buen sistema inmunológico. Fhionna Moore, autora del estudio, señalaba que “cuantos más anticuerpos genera un hombre en respuesta a una vacuna, más atrayente es su rostro”. Realmente, es la testosterona lo que importa en este punto: cuanto más altos sean sus niveles, más fuerte va a ser el sistema inmunológico y, por tanto, más precioso va a ser el semblante, señalaba la estudiosa. Por si fuera poco, y como vamos a ver después, los hombres con más testosterona presentaban menores niveles de agobio, un factor clave.

Móntala en una montaña rusa

Una buena comida no es el mejor afrodisiaco, semeja ser, sino más bien vivir una situación vibrante que dispare la adrenalina de la mujer. Por lo menos, es lo que asevera una investigación que se publicó este año en la Universidad de British Columbia. Lo que descubrieron los estudiosos es que las personas solteras que terminaban de bajar de una atracción de un parque temático consideraban a las personas del sexo contrario que les habían acompañado a lo largo del viaje como considerablemente más atractivas que ya antes de hacerlo. No obstante, no ocurría lo mismo con las parejas ya comprometidas que se habían subido a la atracción, signo de que entregar dos vueltas en la montaña rusa puede afectar con seriedad nuestro criterio.

No seas feliz

No todo iban a ser malas noticias: si te sientes profundamente insatisfecho con tu vida y dejas que esto se refleje en tus expresiones simples, va a ser más simple cautivar a una mujer. Conforme una investigación llamado Los chicos felices acaban más tarde: el impacto de las expresiones faciales en la atracción sexual, al paso que los hombres prefieren a las mujeres más amenas, el género femenino acostumbra a sentirse más atraído por los hombres serios y melancólicos. No por su personalidad en sí, sino más bien pues estas eran las expresiones faciales más atractivas para los mujeres. Tanto para unos para otros, las manifestaciones de vergüenza y pena en los semblantes resultaban igualmente deseables sexualmente.

Cuida tu piel (y come verduras)

Si bien pocos hombres, salvo D. Beckham, serían capaces de aceptar públicamente que les agrada cuidar su cuerpo con cremas y otros bálsamos de ominoso nombre, la verdad es que hacerlo puede resultar rentable en la relación con las mujeres. Estas prefieren las pieles refulgentes y saludables, bronceadas, por sobre las pálidas y blanquecinas, una característica que anteponen aun a otras como son la masculinidad de los semblantes o bien la musculatura de sus potenciales partners. Concretamente, era el toque dorado de las caras lo que las hacía irreprimibles, conforme una investigación efectuado por Ian Stephen, que descubrió que era el factor definitivo en las respuestas de sus encuestadas. “El color saludable de nuestras caras es determinado por los pigmentos de carotenoides antioxidantes que logramos de la fruta y de los vegetales de nuestra dieta”, señalaba el maestro del University College de la ciudad de Londres. Come más verduras, hombre.

Asegúrate de que tienes ojos grandes, pómulos sobresalientes y un enorme mentón

A menos que la herencia genética nos haya provisto con estos atributos físicos, es complicado que podamos mudarlos de forma natural, salvo en el caso de intervención divina o bien tras pasar por una costosa y poco recomendada cirugía facial. Estos son las 3 peculiaridades físicas que resultaban más deseables por las mujeres, conforme una investigación publicado por el Journal of Personality and Social Psychology. En él, los autores (2 mujeres y un hombre) señalaban que estos 3 elementos eran esenciales para el sexo femenino pues su desarrollo está relacionado con la madurez sexual (caso de la barbilla sobresaliente), mas asimismo apelan a los sentimientos de protección de la mujer (lo que ocurría con los ojos grandes). Mas, ojo, solo funcionaban en el caso de ir juntos. Aquellos hombres que sean capaces de conjuntar las 3 peculiaridades van a ser los reyes del mambo.


Agregar comentario